El rap era una excusa para vender discos

Estoy cansado de la habilidad innata que tenemos los raperos para echar la culpa a otra gente de nuestros problemas. Desde que me metí dentro de este mundillo del rap, no he parado de escuchar excusas y más excusas por las que no tenemos el reconocimiento que nos merecemos. Y esto me hace pensar una cosa: ¿Es soberbia y falta de autocrítica o inseguridad con lo que hacemos? Estoy cansado de escuchar canciones que menosprecian a otros tipos de música, estoy harto de comentarios menospreciando todo tipo de músicas latinas (Reggaetón, salsa, etc…). En definitiva, estoy muy cansado de que el rap se haya convertido en Clint Eastwood limpiando su fusil mientras masca tabaco en el porche de su casa y se queja de que el barrio se ha llenado de inmigrantes.

Igual va siendo hora de dejar de ser niños poniendo siempre excusas, empezar a madurar un poco y asumir nuestros propios fallos. Desde que estoy en el mundo del rap, me he cansado de escuchar que la música rap no suena en las radios porque hace pensar demasiado a los niños y eso no les interesa pero en cambio veo cómo a diario se venden miles de libros que hacen pensar de verdad o cómo en España se venera a artistas que hacen reflexionar como Camarón, Sabina o Javier Krahe.

Desde que estoy en el mundo del rap, me he hartado de escuchar que las salas no apoyan a la cultura Hip Hop y que sólo actúan cuatro en las salas grandes pero en cambio, cuando hablo con los dueños de las salas me dicen que el público de rap español no consume nada en la barra porque es muy joven y no tiene la estabilidad económica suficiente para hacerlo. También me he hartado de escuchar que las salas no dejan entrar a menores y que eso implica una limitación para el artista, pero cuando hablo con los mismos dueños de las salas, me comentan que el problema de meter menores en salas de conciertos a partir de determinadas horas es que puede acarrearles un problema legal importante que no cubren con el dinero de las entradas.

Desde que estoy en el mundo del rap, he escuchado millones de veces eso de que el rap es mensaje y lucha contra el sistema y que ahora se ha transformado dando un mensaje narcisista y materialista pero cuando repaso un poco la historia de la música rap me encuentro con Wu-Tang Clan, Will Smith, Biggie, Nas o Rakim… artistas que hacían música para poder hacerse ricos y salir de todo el drama que les había tocado vivir. Sólo hace falta perder 10 minutos de nuestras vidas para darnos cuenta de los medallones de oro que lucían los artistas en las portadas de sus discos.

Desde que se ha puesto de moda lo que llaman “trap”, no paro de escuchar la dichosa cantinela de que los artistas actuales no valen porque se lo deben todo a los efectos y al autotune, pero cuando me paro a pensar me doy cuenta de que en 1996 ya se editaban discos en nuestro país y que esos discos estaban grabados, mezclados y masterizados, por lo que esos álbumes tan venerados también llevaban efectos. ¿Cuál es el problema ahora: que los artistas cada vez entonan más? ¡Pues muy bien por ellos! Ya era hora de que se abriera el abanico de rap dentro de nuestro país y que no todos sonaran a los mismos cuatro gatos.

Desde que empecé a meterme dentro del mundo del rap, me enseñaron que había que apoyar a la cultura Hip Hop y hacer todo lo posible para ser muy real pero, eso sí, siempre y cuando sigas las pautas que escribió no se qué rapero del Bronx de hace 40 años.

¡Es que de verdad que es surrealista! El Hip Hop español es un nicho de adoctrinamiento peor que la iglesia en el que para ser real tienes que seguir unos mandamientos impuestos por una persona que no tiene nada que ver contigo. Siempre he dicho que hay que dar las gracias a las personas que han asfaltado el suelo por el que caminamos hoy en día, pero oigan, déjenme andar mi propio camino también.

Desde que empecé en el rap, siempre he oído que lo nuevo que está saliendo es muy machista y que trata a las mujeres como objetos. Me he cansado de escuchar que artistas como Pxxr Gvng o C.Tangana promueven el heteropatriarcado, como si ellos tuvieran la obligación de hacer música combativa o como si los artistas españoles que ahora están rozando los cuarenta no hubieran sido igual o peores. Pongámonos a pensar: ¿Alguien se acuerda de las letras de “Tu madre es una foca”? ¿O de las letras tan feministas del Zatu en 2001? ¿Por qué no analizamos la idea de amor romántico que tenía Lechowsky en “Donde duele inspira”? Pues eso.

Desde que tenía 15 años, cuando descubrí esta música por primera vez, he estado oyendo que el Hip Hop se lleva por dentro y que no tiene nada que ver con la ropa pero luego recuerdo el revuelo que se montó cuando C.Tangana salió patrocinado por Lacoste en un videoclip y me da que pensar. Es más, muchos artistas que ya tienen una edad argumentan que los grupos de ahora como Pxxr Gvng, Cecilio G o Dellafuente son solamente pose y copias de americanos en los videoclips y que antes era todo mucho más natural. Y probablemente tengan razón, si olvidamos que hace 10 años en España se puso de moda salir con gafas de esquí en los videoclips. Mmm…¿Hola Wu-Tang clan?

Desde que comenzó Red Bull a meter dinero en las batallas de gallos empecé a oir que el Freestyle no era eso y que ese evento sólo jodía la cultura Hip Hop pero cuando veo a Arkano como colaborador en programas de radio o saliendo en las noticias por batir un record del mundo hay algo que no me cuadra. ¿Está Arkano jodiendo la cultura Hip Hop o normalizándola? No voy a entrar en si te tiene que gustar lo que hace o no, simplemente en que el chico sólo está buscando una manera de ganarse el dinero con la música y ole por él. ¿Recuerdan eso de que la música era libertad? Pues eso mismo.

Lo que quiero decir con este artículo es que desde que me metí en este mundillo me han estado contando un cuento que era mentira. Una fábula de valores del Hip Hop como motor del cambio social que no se corresponde con la realidad. A la mínima que te das una vuelta por el rap americano (los que saben de esto), te das cuenta de que el Hip Hop es una forma de salir de pobre y de tener un mejor porvenir, todo lo demás es un cuento; te das cuenta de que el Hip Hop es una forma de expresar libremente lo que ocurre a tu alrededor. Y por último, la música rap ante todo es música, y la música evoluciona, se mezcla, cambia y no existe ninguna música que sea mejor que otra “per se”. Así que será mejor que dejemos de excusarnos en lo mal que nos tratan los demás o lo poco que conocen del rap cuando ni nosotros mismos sabemos de qué va este juego.

Alex Sellés
¡Sígueme!

Alex Sellés

Escribo de música porque es lo que me mueve ahora mismo, el día que no encuentre la motivación me podrás ver grabando canciones o escribiendo sobre cualquier otra cosa. De momento, me puedes encontrar encontrar en Música y lo que surja.
Alex Sellés
¡Sígueme!

4 comentarios en “El rap era una excusa para vender discos

  1. Si que es cierto que se ponen muchas excusas, pero eso no significa que sean absurdas. El rap desde luego que no se ha convertido en Clint Eastwood; quizás el sector conservador y subversivo si, pero nunca fueron muchos y desde mi opinión juegan un papel importante al igual que la vanguardia.

    Fíjate que tienes que recurrir a “cisnes negros” para argumentar que efectivamente un buen producto es vendible, que también pudiéramos encontrarlos en el rap; lo que no guarda una relación directa con salir en la radio. Quieres hacer ver que el “veto a la reflexión” no es el motivo por el que no salen en la radio; y quizás no es el único o más importante pero ha habido vetos interesantes al rap en la historia de la radio española. En cualquier caso los artistas que has citado participan idelógicamente de la preservación del status quo, lo que no los hace peligrosos. Este fenómeno del “veto a la reflexión” es común a la cultura. El “veto a la reflexión” no solo existe en el rap, sino en otros estilos como el metal, punk, el reggae, etc, y en otras disciplinas como la poesía, pintura, cine, etc; me parece un poco irresponsable por tu parte despreciar este motivo. Comprendo que quizás el principal motivo de que no salgan en la radio es por un asunto del monopolio de ciertas discográficas más que el “veto a la reflexión”, pero no lo hace despreciable.

    Es cierto lo que dices del consumo y los niños en las salas, pero la idea que se esboza de que esos sectores de rap no son rentables es absurda. Podemos hablar de números, acerca de gastos y beneficios, es decir, de rentabilidad. Es altamente rentable a pequeñas inversiones pero de baja rentabilidad a grandes inversiones; he aquí otro de los motivos de porque las salas no apoyan la “cultura”. El hecho de que los rapers lo ensucian todo con tajeos o que otros estilos son más rentables son otros de los motivos que ponen las salas, y podemos encontrar más.

    Creo que es muy acertado lo que dices de que el rap no ha sido mensaje y lucha contra el sistema, pero al igual que en las ideas anteriores tiendes a usar simplismos y reduccionismos para expresar que en realidad es lo contrario, falacia de generalización apresurada. La diversidad siempre estuvo ahí.

    Creo que meter a todos los “efectos” en un mismo saco es un error, al igual que creo que utilizarlos no tiene nada de diabólico. La mayoría de efectos sirven al ajuste acústico y otras sensaciones, pero el autotune sirve para ajustar la melodía a voluntad cosa que conlleva cuestiones de diferente índole, como que permite a los cantantes saltarse la asignatura de “voz” por completo. No es cuestión de que se entone más, el rap nació entonándose y se han licitado muchas fusiones e influencias entonadas. El rap nunca sonó a los mismos cuatro gatos, otra cosa son las modas y las tendencias.

    El rap nunca se ha tratado de pautas, sino no habría evolucionado. Me resulta interesante el uso de falacias de cita fuera de contexto y de hombre de paja que haces para respaldar tu tesis, que en última instancia respalda la industria emergente en la que te incluyes.

    El rap siempre tuvo defectos y virtudes, la diversidad siempre estuvo ahí.

    Acerca de que “el hiphop se lleva por dentro”, desde mi perspectiva es una queja al elitismo mientras que lo de Lacoste es una apología al comercialismo. Querer meter a ambos en el mismo saco porque tratan la “ropa” es una falacia de simbiosis.

    Red bull, Arkano, Porta, etc, son formas que ha adoptado la cultura y que han permitido que llegue a más gente, pero desde luego que la trascendencia de la cultura no se da en un guinness, en una batalla o en un single viral. La libertad no es solo libertad de actuación; sino trae consigo la libertad de pensamiento se convirte en libertinaje. Hay una distorsión profunda en la sociedad entre el concepto de libertad y el de libertinaje.

    Has escrito un artículo negativista y falaz del que se deriva una conclusión con la misma naturaleza. ¿Qué relación guarda con la realidad? Mínima o ninguna. Al igual que el paradigma obsoleto al que intentas criticar, el paradigma que defiendes en tanto que reaccionario e inercial trae los mismos sofismas. Un abrazo broder!

    1. Estoy de acuerdo con muchas de tus opiniones y voy a quedarme con una frase que has utilizado: “El rap tuvo sus defectos y virtudes, la diversidad siempre estuvo ahí”. Ésta es la idea que intenta transmitir el artículo, ya que últimamente se tiende a tachar al rap español que salió hace unos años de revolucionario. Y bajo mi punto de vista, no es para nada así, siempre ha habido de todo.
      No desprecio el veto a la reflexión, sé que existe y conozco cómo manipulan los medios de comunicación pero dudo mucho que (la mayoría de) rap que se ha hecho hasta ahora entre dentro del término “música para hacer reflexionar”. Han pasado muchos artistas de rap comerciales (Lil Wayne, Eminem…) que apenas sonaban en las radios españolas. Creo que es una cuestión cultural.
      En cuanto al autotune, el hecho de usar o no autotune no hace que un artista sea mejor (o peor), simplemente abre un abanico de posibilidades musicales.
      En cuanto a las continuas referencias a que el artículo es “falaz”, simplemente decirte que es una columna de opinión y, por tanto, corresponde a la visión que tiene de esta situación uno de los miembros del equipo. De todas formas, “Música y lo que surja” es un espacio creado para mantener el debate y para enriquecerse de las opiniones de todo el mundo, aquí no creemos que una opinión contraria a la nuestra sea una “falacia” y hemos aprendido a respetar todo tipo de opinión. Al final, si perdemos el respeto, perdemos la razón.

      ¡Muy interesante tu punto de vista, amigo!

      1. Se puede opinar sin recurrir a falacias. Comprendo que como toda cualidad atípica el análisis lógico pueda sentar mal, pero eso no hace que sea un defecto o una virtud ni prueba alguna de respeto o su ausencia.

        Según la RAE, Falacia:
        Del lat. fallacia.
        1. f. Engaño, fraude o mentira con que se intenta dañar a alguien.
        2. f. Hábito de emplear falsedades en daño ajeno.

        Las falacias no son creencias sino una forma de expresarlas. Son estructuras argumentales falsas, en la mayoría de los casos verificables de manera formal, como es el caso.

        Yo os he respetado y os respeto. Vuestro prejuicio o desconocimiento de lo que significa una falacia no debería arrastraros a más de ellas, es muy sencillo leer cuatro frases de lo que significa. Me parece genial que la gente se exprese libremente, tanto vosotros como yo y a pesar de estar en desacuerdo. De hecho estoy de acuerdo con varias cosas que se mencionan.

        Normalmente cuando señalo el tipo de falacia incurrida no se le hace ningún caso y se escurre el bulto en otra falacia de hombre de paja hacia mi, en este caso de la inferencia de falacia a que es una falta de respeto. El análisis lógico puede que no sea políticamente correcto pero no es una falta de respeto.

        Un abrazo y ánimo para vuestra web! Me gusta leer opiniones diferentes. 1LOF!

¿Qué opinas?